• Unité d’Habitation – Salón
  • unite1
  • unite3
  • unite2
   PROPUESTA

A partir de la Unité d´Habitation (Marsella, Francia) de Le Corbusier, se plantea re-organizar el espacio interior de una vivienda, habilitándolo como vivienda secundaria para una pareja con dos niños. Esta pareja joven tienen muy claras sus necesidades, quieren una vivienda sencilla destinada al disfute y relax, y que siga el Feng Shui. Siguiendo las bases y costumbres de la casa tradicional japonesa, se diseña una vivienda minimalista y funcional.

 

   EL PROYECTO

El Feng Shui se rige entorno a cinco elementos: agua, madera, fuego, tierra y metal. A la hora de decorar un espacio debemos conseguir un equilibrio entre ellos. La combinación de espejos (agua), el mármol travertino (metal), la madera de bambú (madera), la iluminación (fuego) o los colores neutros (tierra) son algunas de las formas para conseguirlo.

En una vivienda donde prácticamente todos los espacios tienen varios usos, se plantean diferentes tipos de iluminación. Una serie de paneles de iluminación difusa recorren las estancias principales, permitiendo regular la intensidad de luz.

Para el máximo aprovechamiento de la luz natural, las estancias se separan entre ellas por unos paneles de madera y papel (shôji) para permitir el paso de la luz por todas las estancias.

 

   DISTRIBUCIÓN

La casa tradicional japonesa no tiene un uso específico para cada estancia, únicamente para la entrada (genkan), la cocina y el baño. Además el estilo de vida familiar japonés se lleva a cabo siempre en el suelo, se sientan sobre cojines o sobre zaisus, una especie de sillas sin patas, y la mesa de comedor es baja (zataku).

Tanto el salón (ima) como las habitaciones (washitsu), tienen cubierto el suelo por una serie de paneles modulares (tatamis) y se usan como sala de estar por el día y dormir por la noche. Se caracterizan por no tener apenas muebles, únicamente armarios de almacenaje (oshiire) y se descansa sobre futones, una especie de colchón.

Lo que para nosotros es el baño, aquí se compone de varias estancias que separan los diferentes usos: lavabos, ducha y wc. Una de las habitaciones se destina para el disfrute y relax de una buena bañera (ofuro).